Teodosio Magnoni. Habitus/habitare

Comisario de la retrospectiva de Teodosio Magnoni en el Palacio Quintanar de Segovia

El Palacio Quintanar homenajea a Teodosio Magnoni, figura esencial de la escultura en Italia durante el último medio siglo. La exposición está concebida como proyecto site specific y como retrospectiva de su trabajo. Por ello, se ha dispuesto la planta baja del Palacio Quintanar en su totalidad, con el fin de construir una serie de ambientes que permitan contemplar su evolución personal, presentada bajo el concepto de “habitar” desarrollado por el artista.

Tras sus estudios en la Accademia Carrara de Bérgamo y en la escuela de mosaicos de Ravena, inició un largo viaje fuera de Italia que inició en Málaga, siguiendo las huellas de Picasso. De ahí partirá a otros países, como Suiza, Holanda y, sobre todo, Suecia, donde conoció a su mujer Kerstin, con la que la que se establecerá en Roma en 1959. En estos viajes resulta crucial su visita en 1961 a la exposición de arte cinético Rörelse i Konsten (El movimiento en el arte). Pintor de vocación hasta ese momento, queda impactado por los ambientes generados en la muestra y por cómo el movimiento crea una relación con el espacio circundante.

En efecto, la exposición comienza con una pieza clave, M-Mistero (1962), en la que plasma perfectamente la transición de la pintura a obras con volumen, construyendo una sutil –y misteriosa– profundidad en lo que parece inicialmente la superficie del cuadro. Desde ahí iniciará una honda reflexión sobre la escultura y su relación con el espacio, o más bien a “trabajar” con el espacio. Teóricamente se apoya en la reflexión de Heidegger sobre la escultura como “lugar”, que Magnoni asume para ir proponiendo diversas maneras de entender la “espacialidad del cuerpo”.

Estas premisas le conducirán en las siguientes décadas a ensayar distintas maneras de intervenir el espacio público y a numerosas variantes escultóricas que crecen alrededor del “vacío”, que es concebido como un componente fundamental de la forma. Asimismo, la exposición da buena prueba de esta vía experimental a través de varias piezas donde su búsqueda de esencialidad y purismo geométrico construyen una amplia gama de escenarios, desde la tensión con lo bidimensional y sugestivas instalaciones a las grandes esculturas monumentales realizadas desde 1992, que tienen como obra más significativa la Torre dei colori che cambiano (2002), en el Aeropuerto de Fiumicino (Roma).

En todas ellas se pueden apreciar magistrales contrastes: cromáticos, entre claro y oscuro, vacío y lleno, dinamismo y estatismo, que logran atrevidos equilibrios entre formas y reflexión de la luz. Cobra pues especial importancia un diseño expositivo que privilegia la percepción inmediata de las obras, sin mediación alguna, si bien en la parte final se dedican dos salas a profundizar en el proceso creativo de Teodosio Magnoni, por medio de la proyección de un vídeo y especialmente gracias a la elocuente serie de maquetas y dibujos preparatorios de sus esculturas. 

Todo ello propone un amplio recorrido por la trayectoria de este artista fundamental dentro del panorama internacional de la escultura, reivindicando su personal lenguaje como una oportunidad única para dialogar con el palacio renacentista de Segovia. Su legado lo habita con el rigor y la esencialidad de unas obras que enseñan a trabajar con el espacio desde el interior de las mismas, para propiciar una reflexión sorprendente sobre lo que significa habitar un lugar.

Ficha técnica

Título: Teodosio Magnoni. Habitus/habitare
Comisario: Pedro Medina
Artista: Teodosio Magnoni
Lugar: Palacio Quintanar. C/ San Agustín s/n, 40001 Segovia
Fecha: 12/11/2021 – 27/03/2022
Autor del catálogo: Pedro Medina
Idioma: castellano/italiano
Editorial: Junta de Castilla y León
Palacio Quintanar